Fidel Castro en primer plano

Tomado de Radio 26.

Sonriente, serio, pícaro, concentrado… ¿Cómo queremos recordarlo? ¿Cómo querrías recordarlo? Hoy, 24 de noviembre, a casi tres años de su desaparición física, Cubadebate y el sitio Fidel Soldado de las Ideas proponen a sus lectores recordarlo así, a los ojos de los fotógrafos que inmortalizaron su sonrisa, su semblante, su seriedad, su ceño fruncido, su sonrisa pícara y en las palabras de diez personalidades que no pudieron más que sucumbir a su personalidad.

Un político como Fidel Castro, quien durante 40 años ha mantenido su liderazgo intacto e intocable, merece el respeto que por él siente su pueblo. Tiene algo especial.

                                                                                                      Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil (2000)

Hubo quienes estuvieron en prisión 57 días con la amenaza perenne de la extradición pero en ningún momento perdimos nuestra confianza personal en Fidel Castro. Y es que Fidel tuvo algunos gestos que, casi podríamos decir, comprometían su actitud revolucionaria en pro de la amistad. Recuerdo que le expuse específicamente mi caso: un extranjero, ilegal en México, con toda una serie de cargos encima. Le dije que no debía de manera alguna, pararse por mí la Revolución, y que podía dejarme; que yo comprendía la situación y trataría de ir a pelear desde donde me lo mandaran y que el único esfuerzo debía hacerse para que me enviaran a país cercano y no a la Argentina. También recuerdo la respuesta tajante de Fidel: Yo no te abandono.

                                                                                                                                                               Ernesto Che Guevara

Me ha tocado el privilegio de vivir en la era de Fidel Castro. Que ese hombre sea cubano y que yo cuente con su amistad me privilegia aún más. Es un verdadero maestro de generaciones y un heraldo del futuro. Creo en él porque es digno, inteligente y patriota, y porque ha diseñado la nación que soñó nuestro apóstol José Martí. Lo mejor de todo es que, siendo ya una leyenda, es de carne y hueso y su discurso es de una vigencia absoluta. Nadie en este planeta tan convulso se ha levantado contra la injusticia como él, nadie ha hecho más por un pueblo. Siento orgullo de latinoamericano por tenerlo ahí, vivo, actuante e indoblegable. Fidel es una esperanza, una idea, una escuela.

                                                                                                         Miguel Barnet, escritor cubano, en La Habana (2001)

 

 

Impactos: 677

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com