Sí por la vida, Sí por Cuba.

Por: Celia Zaldivar Odio

Cada persona tiene su propia percepción acerca de la probabilidad de enfermar, y esta percepción de riesgo condiciona en gran medida las decisiones y conductas que realizarán para la prevención. Dichas acciones conllevan además un esfuerzo para enfrentar las posibles barreras que impiden su realización y mantenimiento, estas pueden ser culturales, económicas y personales.

Los jóvenes y adolescentes por ejemplo, que tienen tanta necesidad de agruparse, resentirán las medidas tomadas aunque entiendan su importancia, y posiblemente minimizarán el criterio de riesgo de la enfermedad. Asimismo no besar, abrazar, o dar un buen apretón de manos, es un cambio en el modo de actuación del cubano, de sus valores y patrones culturales, y como cambio al fin siempre hay resistencia al mismo, aunque este sea, como ahora, para bien.

Una barrera que es tanto económica como social, a la que se enfrentan muchas personas, es no tener un diagnóstico adecuado porque no pueden costearlo. En Cuba, a pesar de nuestras dificultades eso no sucede, el derecho a la vida aquí es lo primero. Los cubanos tenemos otras barreras económicas que son resultado de la política genocida de bloqueo impuesta a nuestro país, y que aún ni en estas circunstancias se ha flexibilizado. Estas condiciones imponen carencias que inducen por ejemplo a las llamadas “colas” para la compra de productos necesarios.

Nuestro gobierno y sistema de salud toman medidas para proteger y salvar a nuestro pueblo de esta enfermedad y no escatima esfuerzos ni recursos para ello, pero con eso no basta, se necesita la colaboración y el cuidado de cada uno de nosotros para salvaguardarnos.

Tener un criterio de riesgo adecuado a las circunstancias significa ser disciplinados, responsables con nuestra vida, la de los seres queridos, la de todos. Significa  también no ser presa del pánico o de los rumores, ni paralizarse, pues lo que hay que hacer es pensar con claridad, tomar las providencias necesarias, y seguir las informaciones e indicaciones pertinentes en cada momento. Comprometernos con nuestra salud, confiar en nuestro país y cuidar de todos, son palabras de primer orden. Juzgar correctamente el riesgo es ahora un deber.

Los cubanos estamos orgullosos de nuestro gobierno, de los logros en materia de salud y justicia social y de nuestra gente. Desde los niños hasta los más mayores, el cambio que se está viendo en nuestro modo de actuar refleja que podemos y queremos, que estamos en condiciones de enfrentar esta pandemia, de modo responsable y organizado.

Podemos porque estamos conscientes del peligro, atentos a cada noticia, y sin pánico pero celosos del tesoro preciado que es la vida seguimos todas las orientaciones pertinentes y tomaremos las medidas necesarias. Sabemos que si nos cuidamos y somos disciplinados, resguardaremos a los nuestros, protegeremos a Cuba.

En momentos como estos, cuando el planeta sufre la pandemia del nuevo coronavirus, la sensibilidad de nuestro pueblo y la solidaridad del mundo entero evocan la idea martiana de que “patria es humanidad”.  Asimismo el compromiso de continuar pensando como país, en pos de la salud y el bien común resuena en todos los hogares cubanos, centros de trabajo y estudio. Es que no hay nada más preciado que la vida, cada ser humano es importante, cada cubano es necesario.

Impactos: 682

open


Puede cerrar esta ventana arriba a la izquierda.
……………………………………………………

Ordenamiento Monetario

Resolucion del MTSS sobre salarios R-29 DEL 2020

Resolucion del Mes-Salarios. R-36 DEL 2020
……………………………………………………


Plan de Trabajo del Mes 

Ver las Actividades y/o descargar

ALTERNATIVA: http://intranet.umcc.cu/gestion

……………………………………………………

Gestor de VIDEOCONFERENCIAS
(En fase de prueba-Beta1)

Impactos: 695

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com