El hombre de acción y de pensamiento que simboliza el Che

Por: Ania Rodríguez Méndez/ Dpto. Actividades Extracurriculares.

El nueve de octubre de 1967, es asesinado el Che por orden de la  Central de Inteligencia norteamericana,  luego de que la víspera fuera herido y capturado vivo por el ejército boliviano en la Quebrada del Yuro, los financistas de su muerte y sus ejecutores creyeron haber acabado también con las ideas revolucionarias del Guerrillero Heroico. Era tanto el miedo que los asesinos tenían a esa fuerza intangible del pensamiento revolucionario, que ocultaron los cuerpos del Che y de sus compañeros, en intento de hacer olvidar aquella gran epopeya.

¡Que ilusos, no sabían que  aquel acto de barbarie de hace 53 años quedaría impreso en la mente de millones de seres humildes del continente Latinoamericano, y rebasaría las fronteras hemisféricas para expandirse por el mundo,  hasta alcanzar la  veneración  de  leyenda viva,  resurrección real de propósitos libertarios que siguen materializándose hoy en renovadas luchas y logros  de justicia social.

El cadáver del Che fue llevado a Vallegrande y puesto sobre una pileta del lavadero del hospital local. Todavía tenía los ojos abiertos. El desfile para verlo duró horas: los oficiales y soldados se repartieron mechones de su pelo como botín de guerra

Hora de Bolivia: una y cuarto de la tarde. Al otro día le cortan las manos para identificarlo, y hacen desaparecer el cuerpo. ¿Dónde está? Enigma que dura tres décadas: sus restos y los de algunos de sus compañeros aparecen (junio de 1997) en una fosa común, cerca del aeropuerto de Vallegrande. Un mes más tarde pasan –para siempre– a una urna cubana. En el Memorial que lleva su nombre en Santa Clara donde permanecen y se le rinde tributo eterno.

Este 3 de octubre también se cumplieron 55 años de su carta de despedida. Donde dice “Que no dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegra que así sea”? y es que en ese testamento político resume la talla de hombre revolucionario para todos los tiempos.

Nuestro líder histórico e invencible Comandante en jefe Fidel lo resume así: “Si hace falta un paradigma, si hace falta un modelo, si hace falta un ejemplo a imitar para llegar a esos tan elevados objetivos, son imprescindibles hombres como el Che, hombres y mujeres que lo imiten, que sean como él, que piensen como él, que actúen como él y se comporten como él en el cumplimiento del deber, en cada cosa, en cada detalle, en cada actividad; en su espíritu de trabajo, en su hábito de enseñar y educar con el ejemplo; en el espíritu de ser el primero en todo, el primer voluntario para las tareas más difíciles, las más duras, las más abnegadas, el individuo que se entrega en cuerpo y alma a una causa, el individuo que se entrega en cuerpo y alma a los demás, el individuo verdaderamente solidario, el individuo que no abandona jamás a un compañero, el individuo austero; el individuo sin una sola mancha, sin una sola contradicción entre lo que hace y lo que dice, entre lo que practica y lo que proclama: el hombre de acción y de pensamiento que simboliza el Che.

Impactos: 649

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com