A la Revolución le hace falta como nunca la contribución de los intelectuales

Una reunión con miembros de la Uneac tuvo lugar ayer en la sala Villena de la institución, en presencia de Víctor Gaute, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista; Alpidio Alonso, ministro de Cultura; Luis Morlote, presidente de la Uneac, y Abel Prieto Jiménez, presidente de Casa de las Américas.

Al calor de un fructífero debate, los participantes coincidieron en el presupuesto de que la única libertad a defender es la responsabilidad y el diálogo sin presiones ni chantajes.

Para Miguel Iglesias, director de Danza Contemporánea de Cuba, fue oportuno referir que en su experiencia de 35 años de trabajo dirigiendo danza, «no ha habido nadie que me haya dicho lo que puedo poner y lo que no puedo poner».

Israel Rojas, integrante de Buena Fe, esgrimió que «la verdad siempre es revolucionaria por muy dura que sea, incluso si la dice tu enemigo, porque si es verdad, te va a hacer despertar y te va a hacer comprender que algo no está bien y hay que resolverlo y echarlo para adelante. Eso que está haciendo el Presidente del país, de aplicar la ciencia al proceso productivo, eso hay que hacérselo a la cultura y hay que hacerlo en la batalla ideológica», dijo.

La actriz Corina Mestre, vicepresidenta de la Uneac, se preguntó entre los presentes, ¿cuánta gente hay aquí que estén metidos con los jóvenes en las escuelas y no intentando decirles que son genios?

«Creo que no hay nada mejor que el ejemplo personal, que es fundamental, como lo es vivir como vive el pueblo», sostuvo.

Víctor Gaute recordó los diversos debates que en varios sectores de la vida económica y social del país están sucediendo, sin que en ellos se pretenda imponer una idea ni establecer un patrón de conducta. En ellos está «la Revolución haciendo uso de esos resortes con que cuenta. En la esencia de la Revolución está la capacidad de razonar, de convencer, de sumar y multiplicar a todo el que se quiera sumar y multiplicar», comentó.

Por su parte, Alpidio Alonso evocó la alerta que hiciera el General de Ejército Raúl Castro en el aniversario 55 de la Uneac, cuando decía que estábamos doblemente amenazados en el campo de la cultura por la oleada colonizadora global y por los proyectos subversivos, y explicó que lo que está pasando ahora es que se está agrediendo a la Revolución y se está queriendo utilizar a la cultura contra la Revolución, y se está presentando así.

Quién presentó a la cultura y a los jóvenes artistas como los protagonistas de una contradicción con las instituciones de la Revolución fueron los medios contrarrevolucionarios, afirmó.

Reconoció a la Uneac, en la profundidad de las intervenciones, reflexiva y analítica, y avaló a los que coincidieron en la necesidad de concretar acciones. «Esa contribución nadie la puede hacer mejor que nosotros. El potencial extraordinario de inteligencia, la capacidad de argumentar que hay en este sector, tiene que ponerse al servicio de esta batalla de manera diáfana», precisó, y remarcó que «a la Revolución le hace falta como nunca la contribución de los intelectuales de este país». (Redacción Cultural)

Impactos: 112

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com