Estudiante de la Facultad de Educación opina sobre curso académico 2021.

Por: Miladys Moreno/DECOM
Transcurre el curso 2021 en la Universidad de Matanzas en condiciones atípicas a causa del impacto de la Covid 19 en Cuba, con la primicia de garantizar una formación profesional de calidad sobre la base de la equidad e igualdad en el proceso docente educativo. En este sentido, el claustro desarrolla de forma creativa una nueva modalidad de estudios que recurre a la actividad no presencial como forma organizativa principal para esta primera etapa.
Tanto estudiantes matriculados en la modalidad de curso diurno, como en curso por encuentros y cursos de ciclo corto, experimentan hoy una forma de organización docente completamente diferente a la desarrollada por el sistema de educación superior, antes de la pausa a la que tuvo que someterse como consecuencia de la pandemia. Un total de 11208 estudiantes cursan estudios superiores en las actuales circunstancias.
Irene Alfonso Guevara es estudiante de esta universidad y cursa el segundo año de la Licenciatura en Educación. Logopedia en la modalidad de curso por encuentros y, como en casi todas las universidades del país, el 6 de septiembre reinició el curso 2021. Conozca sus impresiones sobre cómo fue modelado el curso académico para los estudiantes de esta carrera.
Pudiera describir cómo transita por este periodo docente, ajustado a las actuales condiciones epidemiológicas, un estudiante de la carrera de Logopedia.
– Las transformaciones que ha sufrido el proceso formativo a raíz de la pandemia influye sin dudas en nuestra preparación; se ha requerido de ajustes curriculares, formas organizativas y sobre todo se ha limitado la actividad presencial. Esto nos afecta un poco pues consideramos que resulta esencial para el proceso de autopreparación un primer contacto con el profesor de cada asignatura. Sin embargo, la forma en que la carrera ha organizado la continuidad de estudios nos ha facilitado la adaptación a la nueva modalidad.
Los profesores se han mostrado pendientes a cómo asimilamos los contenidos de las asignaturas a partir de la vía virtual, para así solventar nuestras dudas e inquietudes sobre los ajustes curriculares o las actividades independientes que fueron orientadas por cada profesor. Es un esfuerzo mayor, pero sabemos por dónde encaminar el estudio.
¿Cómo reciben los estudiantes la orientación del proceso de estudio si aún no se permite la actividad presencial?
-La modalidad que estamos experimentando ahora se basa en el estudio de manera no presencial, todo ha sido virtual. Es importante destacar en este sentido que los profesores han estado al tanto de aquellos estudiantes que no tienen las posibilidades tecnológicas para acceder a la información y acuden a otras vías que les facilite estar a la par con el resto del grupo.
El estudio se nos orienta a través de guías de estudio y materiales de apoyo que recibimos a través del whatsapp. Tengo entendido que los estudiantes que no tienen acceso tecnológico tienen la posibilidad desde su territorio de obtener los materiales por determinadas plataformas desde los Joven Club de Computación de forma gratuita. Generalmente les llega a todos.
¿Qué hacen cuando durante el proceso de autoestudio no comprenden determinado contenido?
-Contactar inmediatamente al profesor responsable de la asignatura por los números de teléfono establecidos, por whatssapp o correo electrónico. Siempre recibimos la respuesta que necesitamos.
¿Tienen los estudiantes conocimiento de cómo será el proceso evaluativo?
-Sí, desde el primer momento que tuvimos contacto con los directivos de la universidad, facultad y carrera, nos fue explicado cómo sería el proceso de evaluación.
Estamos en estos momentos desarrollando las temáticas relacionadas con las asignaturas correspondientes al segundo bloque del primer período; profundizando en los contenidos orientados en las guías de estudios que deberán ser entregadas antes del 11 de octubre porque sabemos que, a partir de esa fecha y hasta el 29 de octubre se realizarán los exámenes finales para cerrar el primer periodo.
Nos evaluaremos en Psicología, Pedagogía, Historia de Cuba y Marxismo leninismo II, algunas culminarán con un examen final y otras con trabajo de curso. Nos estamos preparando para ese momento.
¿Cómo valoras la atención que el claustro ofrece a los estudiantes en estos momentos de transformaciones constantes en la educación superior?
-Considero muy positiva la actitud de nuestros profesores, la preocupación que manifiestan por nuestro desempeño en tareas de impacto, por la situación de determinados estudiantes que de alguna manera han sido afectados por la pandemia, por la forma en que estamos desarrollando el autoestudio desde las diferentes asignaturas. Me siento muy agradecida con sus gestiones, atenciones y preocupaciones; sin ellos, todo resultaría más difícil.
Mi total agradecimiento a todos los profesores del claustro, pero especialmente para la coordinadora de carrera Raquel Vento Alfonso, a la profesora principal de año Yordanka Fagundo Borrego y a la profesora de Psicología, Inalvis Gómez Leyva.
¿Esta nueva modalidad cómo ha resultado para ti?
-Esta modalidad para todos constituye algo nuevo; siempre lo nuevo resulta impactante y genera cierta preocupación por cómo será, pero, a decir verdad, no ha sido tan incómodo. Obviamente es mejor la presencialidad, pero como el proceso ha estado tan bien organizado, a mi entender todo ha fluido perfectamente.
¿Y considera que estas transformaciones disminuyen la calidad de la formación profesional del estudiante?
-Ello depende del tiempo que se le dedique al estudio y a la profundización de los contenidos. Considero que uno no se puede conformar con responder las guías que deben ser entregadas por cada asignatura, hay que profundizar en los contenidos y consultar varias fuentes bibliográficas.
En mi caso particular esta nueva modalidad me ha enseñado una nueva forma de estudiar en casa, a organizar mi tiempo y perfeccionar los mecanismos de estudio.
Considero que esta modalidad de estudio no afecta para nada la calidad del proceso de formación profesional, insisto, depende mucho del empeño de cada estudiante.
La Universidad de Matanzas, como el resto de las universidades del país, ha tenido que perfeccionar la gestión del proceso docente educativo para garantizar el avance del curso académico 2021. El proceso formativo marcha según lo previsto y los estudiantes agradecen el esfuerzo y la dedicación de sus profesores.

Impactos: 0

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com