Anhelo de Universidad.

Por: Beatriz Ortet y Celia Zaldivar/ DECOM
La vivencia es una categoría psicológica que nace de la relación única de cada cual con la realidad y por tanto refleja la singularidad que emana de su mundo interno. Su incalculable valor justifica que como en este caso, para hablar de un fenómeno, citemos a quienes lo vivencian. Así, para ilustrar los efectos de la cuarentena en jóvenes matanceros exponemos la opinión de una de ellas, esta vez relacionada al anhelo de la vida escolar, a la motivacion por volver a las aulas.
“Los estudiantes siempre estábamos ansiosos de que por lo que fuese, nos dieran unas vacaciones extras, pasa en todos los países y a todo tipo de alumnos. Supongo, que lo que se considera normal no tenía mucho valor para nosotros, y más si se trataba de asistir a clases desde horas muy tempranas. Siempre llegaba el día en que incluso a mí, que me gustaba ir a la escuela, me daban ganas de tomarme un día libre de más, o esperaba ansiosa el viernes. Todos detestábamos el lunes, después de trasnochar y divertirnos, teníamos que volver a la rutina, pero en algún momento nos saltamos ese lunes y entramos en un fin de semana que parecía eterno. Había llegado a nuestras vidas la excusa perfecta para unas vacaciones extras, pero a qué precio, un virus mortal nos estaba atacando, la COVID 19. Fue entonces cuando nos dimos cuenta que nuestra vida, no necesitaba estas vacaciones. La frase “nunca se sabe lo que se tiene, hasta que se pierde” tomó más sentido que nunca, y lo que parecía normal, se convirtió en algo extraordinario y difícil, que queremos de vuelta en nuestras vidas”.
Fernanda Pérez Gordillo. Estudiante de 1er año de Licenciatura en Gestión Sociocultural para el Desarrollo.

Impactos: 0

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com