Estudiantes orgullosos de la universidad yumurina

Por: Celia Zaldivar/ DECOM

La Universidad de Matanzas, cercana a su 50 aniversario, sigue creando las condiciones para mejorar la calidad de todos los procesos. Las edificios reparados y recién pintados, los cambios y ajustes a los currículos atemperados las exigencias actuales son prueba de ello. En entrevista a estudiantes estos expresaron el orgullo y la alegría de reincorporarse  a esta renovada universidad.

Las dos Liz. Estudiantes de primer año de Educación Especial

-Mi nombre es Liz, estudio Educación Especial. Me siento orgullosa de pertenecer a la universidad, me gusta ver la gente pasar, caminar, me gusta el aula, los profesores son muy amables, son cariñosos y tienen una experiencia profesional que considero es muy útil para nuestro aprendizaje, en fin, me gusta mi carrera y estoy feliz.

-Me gusta en general toda la escuela, tanto que termine las clases y no me he ido, sigo aquí, también me llamo Liz, me gusta la atención de los profesores, son preocupados y siempre nos están preguntando que nos parece la carrera las clases, la universidad, como nos sentimos con ellos y con nuestros compañeros. La escuela esta cómoda y bonita, las aulas, los baños, la beca, todo está como nuevo. Tenemos cafetería, el comedor también esta bonito, los precios son asequibles a los estudiantes, ejemplo de ello es que ya terminamos las clases y no nos hemos ido todavía porque nos sentimos a gusto aquí.

Estudiantes de tercer año de derecho

-Nos gusta mucho los cambios de la universidad, esta muy bonita,

-Los edificios bien pintados las aulas y los baños reparados. A uno le da deseos de quedarse en el aula porque se está muy a gusto. Las áreas muy limpias. Hace tiempo hacia falta algo como esto.

– Además, estamos muy contentas con el regreso a la presencialidad, aunque sea semanas alternas, porque así nos es más fácil aprender.

-Lo que hace falta es que todos cuidemos de los esfuerzos que se han hecho.

Elizabet y Patricia, segundo año de Periodismo

-El inicio del curso escolar ha sido muy favorable porque la modalidad de estudio presencial me gusta más, me llena más, extrañaba la presencialidad, estar con mis compañeros, profesores. También me ha gustado mucho todos los cambios que han hecho, las reparaciones, las mejoras.  Reincorporarme a la universidad ha sido muy agradable, volver a la normalidad, uno en la casa era un poco tedioso estudiar sola, volver a la beca ha sido muy bueno, convivo con mis amistades.

– Se siente el espíritu universitario, hay mucha vida. Entramos con muchas ganas de hacer cosas, de estudiar y aprender. Los estudiantes de primer año no solo se sientan en las escaleras y los pasillos a conversar sino a estudiar, a tocar guitarra, todo es muy bonito.

Empezamos con nuevas asignaturas, y hay diferencia entre las clases presenciales y las clases a distancia, me gusta más compartir con mis compañeros escuchar a los profesores podrá interactuar cara a cara, así se aprende mejor. Con notables los cambios que ha habido en la universidad respecto a la infraestructura, las condiciones le dan también ganas a uno de estar aquí, la comida del comedor ha mejorado, en los pesos de la beca hay agua fría.

La vida universitaria se ha visto enriquecida en este recomienzo con todos los cambios que se han realizado en la Universidad de Matamzas. Esta casa de altos estudios es un ejemplo de que cuando se pone empeño todo se puede lograr. La alegria y el orgullo de los estudiantes de pertenecer a la universidad yumurina ya vale la pena el esfuerzo.

 

 

 

Impactos: 0

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com