Día Mundial de la Lucha contra el VIH/SIDA

Por: Departamento de Comunicación Institucional

Cada 1ro de diciembre se celebra el día mundial de la lucha contra el SIDA. Felicitaciones a quienes desempeñan esa labor tan comprometida y humana, queremos enaltecer a trabajadores y colaboradores del Centro de Prevención Nacional de Cuba, y sus subsedes provinciales y municipales. A promotores y trabajadores de la salud que se empeñan en la prevención de las enfermedades de transmisión sexual. A los médicos que cuidan de que las personas con VIH tengan un óptimo estado de salud. A científicos de Cuba y el mundo que en su irrenunciable búsqueda de una cura han creado tratamientos efectivos para aumentar la calidad y el tiempo de vida de las personas seropositivas. A quienes viven con VIH y se abocan a la labor de prevención, además de luchar a diario por mantenerse sanas, desplegar sus fortalezas ante los prejuicios y hacer valer sus derechos. Parabienes a ti también si estás unido a esta lucha, si con tus acciones exhortas y exiges que se respete a las personas que tienen VIH, te proteges en cada relación sexual e incitas a que los demás lo hagan. Si no, comienza hoy, únete ya.

Tres aspectos son vitales en aras de la lucha contra esta pandemia, a nuestro modo de ver:

El primero es el respeto, ese valor humano que urge rescatar, exaltar, poseer. Respeta a las personas que tienen VIH. Los prejuicios y acciones en su contra se basan en el irrespeto y la desestimación de sus potencialidades. Imagina que tú o un ser amado son seropositivos, seguramente te gustaría ser tratado con respeto. Tus acciones demuestran quién eres, no alientes el cotilleo, resístete a conocer o divulgar sus detalles íntimos. Evita juzgar o imponer tu modo de hacer y ver la vida. No menosprecies a las personas con VIH, son tan valiosas como las que no lo tienen, y quizá mucho más valientes y emprendedoras, porque al poseer una enfermedad incurable hasta la fecha, adquieren mayor conciencia de la importancia de amar y respetar al prójimo y a sí mismos, disfrutar y cuidar la vida, y luchar por alcanzar sus metas. Respeta no solamente a las personas seropositivas, sino a todos los que pueden serlo, es decir, a todos. No expongas a ninguna persona a una práctica sexual desprotegida, no arriesgues su vida ni la tuya sólo porque has normalizado esa práctica, a tal punto que no te parece peligrosa. La otra arista del respeto es la defensa de la dignidad y amor propio. Seas hombre o mujer tienes derecho al sexo protegido y seguro. Di que no a los cánones de la sociedad que esclavizan y convierten al hombre en un machista empedernido y cavernícola, y a una mujer en sumisa. Ámate, respétate, siempre eres libre para decidir qué tipo de intimidad quieres y con quien. Tienes derecho al disfrute sin violencia, con confianza, seguridad y ojalá que, con amor; hazlo valer.

El segundo elemento es la prevención. En nuestro país, desde los programas escolares hasta los medios de comunicación masiva, todos los actores involucrados en la educación se empeñan en la prevención y promoción de salud sexual. Pero a pesar de conocer cómo evitar el contagio no todos lo ponen en práctica. El uso del condón es la medida esencial, es cierto que existen otros factores de riesgo además de la desprotección, tales como la promiscuidad y el consumo de drogas, pero estar exento de esos factores no significa estar libre de contagiarse. Todavía persisten creencias erróneas sobre el modo de infestarse, aun cuando se ha enfatizado que cualquier persona puede portar el virus sin importar lo que parezca, pues la única condición es haber tenido una relación sexual desprotegida. Hay quienes continúan creyendo que es privativo de algunos grupos de personas, o que con la pareja no es necesario protegerse. ¡Qué peligro! Cada vez que no te proteges estás seriamente en riesgo de contraer una enfermedad de trasmisión sexual, no importa si llevas 20 años o 20 días de relación, y si no te estás dando cuenta de ello el peligro es mucho mayor, porque no haces lo necesario para cuidar tu vida. Quien cree que esa enfermedad no le tocará no modificará su comportamiento y estilo de vida en pos de su salud, no esperes a sentirte en apuros para realizar los cambios, puede ser muy tarde. Aunque el tiempo y calidad de vida de las personas seropositivas vida han aumentado gracias a los tratamientos antirretrovirales y políticas gubernamentales, y el índice de mortalidad ha disminuido, la pandemia del SIDA no ha desaparecido, 36,9 millones de personas viven con VIH, se producen 1,8 millones de nuevas infecciones cada año, 940.000 personas fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida en 2017. No desestimes el riesgo, protégete siempre.

El tercer elemento es el diagnóstico. Si has tenido alguna relación desprotegida debes realizarte la prueba de VIH, no es una exageración, ni siquiera una crudeza, es real. No te quedes con la duda por temor, no te paralices, porque pierdes tiempo. El lema la campaña mundial por la lucha contra el SIDA este año, “Conoce tu estado”, es una prioridad para alcanzar los objetivos 90-90-90. Si el 90% de las personas con VIH conoce su diagnóstico, el 90% de ellas accede al tratamiento, y el 90% mantiene su carga viral indetectable, es posible terminar con la epidemia de VIH/sida en 10 años. Las pruebas del VIH son esenciales para ampliar el tratamiento y asegurarles a las personas que viven con el virus la posibilidad de llevar vidas saludables y productivas. Desafortunadamente el estigma y la discriminación disuaden a las personas de realizarse las pruebas, y muchas siguen realizándoselas únicamente tras haber enfermado y padecer los síntomas. El diagnóstico tardío incrementa el riesgo de continuar la propagación de la epidemia y disminuye la supervivencia de las personas afectadas, porque no se logra un seguimiento médico correcto ni un tratamiento eficaz y oportuno. Sigamos la máxima de que el primer paso para encontrar la solución, o las alternativas de solución es conocer el problema, y para ello realizar un correcto diagnóstico. Por eso sumémonos al lema, conozcamos nuestro estado

Luchar contra los prejuicios, la discriminación, el desapego, la violencia, el odio, el tráfico de personas, la prostitución, la drogadicción, contra la pobreza y el escaso o nulo acceso a tratamientos médicos, también es un modo de luchar contra el VIH; pues esta pandemia se nutre, como casi todos los males, de otros devenidos de las miserias humanas. La lucha es responsabilidad no solo de los gobiernos, sino de cada uno de nosotros. La meta es erradicarla, lograr cero casos nuevos. Nuestro país se avoca a la salud de todos, con políticas en pos de nuestro bienestar, ejemplos de ellos, es uno de los primeros países en eliminar la trasmisión del VIH de madre a hijo; persevera en adquirir y crear retrovirales para aumentar la salud de las personas que viven con VIH, organiza campañas para prevenir y promover salud y bienestar, y no escatima esfuerzos para garantizar una mayor calidad de vida para todos. No dejes de aportar tu importante grano de arena, ama y respeta a todos por igual, cuida tu salud y la de tu familia, únete a la lucha contra el SIDA.

Impactos: 685

open


Puede cerrar esta ventana arriba a la izquierda.
……………………………………………………

Ordenamiento Monetario

Resolucion del MTSS sobre salarios R-29 DEL 2020

Resolucion del Mes-Salarios. R-36 DEL 2020
……………………………………………………


Plan de Trabajo del Mes 

Ver las Actividades y/o descargar

ALTERNATIVA: http://intranet.umcc.cu/gestion

……………………………………………………

Gestor de VIDEOCONFERENCIAS
(En fase de prueba-Beta1)

Impactos: 695

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com