El Teletrabajo: Forodebate Universidad de Matanzas

 

El teletrabajo es un término laboral del que muchos cubanos escucharon por vez primera días atrás, a propósito de las medidas que adopta el país para enfrentar la coyuntura energética provocada por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra nuestro pueblo.

Es una práctica, sin embargo, con respaldo legal en la Ley No. 116/2013, Código de Trabajo, que entró en vigor en junio de 2014. La normativa establece en su artículo 24 que la relación laboral se formaliza con el contrato del que son partes el trabajador y el empleador y donde el sitio en el que se ejerce la actividad es acordado mutuamente. Representa un postulado que forma parte de las cláusulas del contrato, independientemente del tipo que se haya suscrito; o sea, indeterminado o determinado,

El término teletrabajo no aparece por sí mismo en la Ley No. 116, pero sí se fija que el lugar de trabajo, horario, duración de la jornada y el régimen de trabajo y descanso se acuerda entre las partes y en consecuencia este puede ser en la entidad laboral o el domicilio, ahí está la fundamentación legal.

El teletrabajo es una forma flexible de empleo que permite al trabajador realizarlo sin su presencia física en la entidad durante una parte importante de la jornada de trabajo, y como norma general implica el uso frecuente de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), al menos con un mínimo de equipamiento. “Hablamos, por ejemplo, de computadora, impresora, fax… Dentro de ese equipamiento una de las cuestiones más importantes es que exista conectividad para la comunicación electrónica”.

Con esta forma de empleo se abandona el enfoque tradicional de “horas en la oficina” por el de “horas dedicadas al trabajo”, lo cual representa ventajas tanto para el trabajador como para la entidad. “El teletrabajo disminuye los tiempos de desplazamiento hacia el centro laboral, elimina el ausentismo, las llegadas tardes… Además, el acomodo del horario tiende a incrementar la productividad y, por ende, lograr los resultados esperados, e impacta en la reducción de gastos de la entidad, como el uso de la energía eléctrica”.

Al tener respaldo legal, no se necesitan autorizaciones adicionales, es una facultad de las administraciones en las entidades laborales. Corresponde a los jefes de estas determinar, según las características de las labores, qué se va a realizar en la entidad en sí y qué puede ejecutarse fuera de ella, esto también depende de las condiciones de aseguramiento que se hayan garantizado al trabajador o las que este tenga y permitan realizarlo a distancia.

En todos los casos el salario se abona en correspondencia con la forma de pago que tiene establecida el trabajador por la labor que desempeña.

Lo importante es que se planifique bien el trabajo y exista una forma de medir y controlar el resultado final. Eso toca a las entidades, como también establece el Código de Trabajo, suscribir un suplemento al contrato de trabajo, para que las modificaciones produzcan efectos legales, aunque sea por un breve tiempo, como es el caso en la actual situación.

Tema del foro anterior: “Ley de los Símbolos Nacionales“. CERRADO

Impactos: 884

9 comentarios en «El Teletrabajo: Forodebate Universidad de Matanzas»

  • el 22 noviembre, 2019 a las 3:11 pm
    Enlace permanente

    Coincido con Mayli que esta no es una nueva forma de trabajo para los profesores universitarios, si bien es ahora, con la actual coyuntura energética, que se trae a colación el término. Cuando se inicaba la informatización de la Universidad y no teniamos los buiscadores de internet, el profesor debía realizar la actualización del estado del arte de su tema científico o de la asignatura correspondiente fuera de los predios universitarios. La escritura de artículos científicos, la revisión de tesis y otras tareas docentes, científicas y hasta extensionistas, generalmente se hacían fuera del horario de trabajo y en otros lugares que tuviesen determinadas condiciones. Lo importante es tener claridad en las tareas que deben ejecutarse, la nueva forma de organizarse y la comunicación, bilateral, con el jefe al cual se le rinde la información sobre el cumplimiento de lo dispuesto.
    El trabajo político ideológico, bien empleado en la propia argumentación de los contenidos a desarrollar, en la calidad del material que sirva de orientación al estudiante y en la forma de evaluación de lo orientado, también es posible. Valores como responsabilidad, honestidad, laboriosidad, entre otros se ponen a prueba cuando el estudiante tiene que autogestionarse el conocimiento en condiciones más complejas.

  • el 8 noviembre, 2019 a las 11:39 am
    Enlace permanente

    Me parece muy interesante lo planteado anteriormente por mis colegas de la Universidad. En correspondencia con los tiempos actuales se hace necesario el empleo de nuevas estrategias, como es el caso del teletrabajo, para dar cumplimiento a los objetivos de cada departamento. Es lógico que ante los cambios no todas las personas reaccionen del mismo modo, la resistencia al cambio es una categoría que desde la Psicología se trabaja y se hace necesario preparar a los directivos y trabajadores para enfrentar positivamente lo nuevo.

  • el 8 noviembre, 2019 a las 11:23 am
    Enlace permanente

    – Coincido con el resto de los internauta sobre el valor que tiene en estos tiempos esta modalidad…pero me hago la misma pregunta qué se hizo Walter en su comentario…el trabajo político-ideológico y la labor educativa…¿Cómo organizarlos?..o será solo una tarea de unos pocos… otra de las situaciones que puede ocurrir está relacionada con los celos profesionales, ambientes de división en los Dptos. si le decimos a unos- tu trabajo lo haces en la casa- y otros – a ti te toca venir a la universidad… hay que ser muy inteligente en esta dirección.

  • el 7 noviembre, 2019 a las 3:07 pm
    Enlace permanente

    ¿Cómo asumir los retos que impone la labor educativa y el trabajo político ideológico, tan necesarios en la Universidad, desde esta modalidad?

  • el 7 noviembre, 2019 a las 11:26 am
    Enlace permanente

    Primero una historia y luego mi opinión.
    En una visita a nuestra universidad del entonces ministro y hoy presidente Díaz-Canel dijo en el teatro que hacer trabajo político ideológico era hacer las cosas bien, en el caso de los profesores era dar buenas clases, etc. Muchos adoptaron una interpretación “reduccionista” de aquella definición y decían que impartiendo una buena clase ya estaban haciendo trabajo político ideológico cuando no es así.
    Sobre el tema del teletrabajo creo que lo primero aclarar bien en qué consiste, no simplemente mencionando la ley sino “aterrizándola” en cada área. Si tenemos problemas con el transporte, si almorzar se nos puede hacer complicado con el tema del ticket, entonces todo el que pueda trabajar desde la casa y entregar el resultado en tiempo y con calidad pues que lo haga.

    La clave a mi juicio está en el control en cada área.

  • el 7 noviembre, 2019 a las 9:06 am
    Enlace permanente

    No sé por qué del asombro sobre esta modalidad de empleo o trabajo, si desde siempre los profesores universitarios hemos tenido esta especie de vínculo laboral, con el horario flexible. Tal vez lo que falte, además del correcto control por parte de los dirigintes a cada nivel del cumplimiento de las actividades planificadas, sea la comprensión de que no hace falta la presencia física del profesor en la sede universitaria para que este cumpla con alguna de sus obligaciones o tareas.

  • el 7 noviembre, 2019 a las 8:59 am
    Enlace permanente

    Considero que nuestra Universidad, pudiera ser mas activa en la implementación de esta alternativa laboral, en estos difíciles momentos para la transportación y el ahorro energético, eso si, comparto el comentario anterior sobre que ello implica un mayor control de los resultados del trabajo por parte de las direcciones administrativas y científicas, por qué no.

  • el 7 noviembre, 2019 a las 8:47 am
    Enlace permanente

    Creo que en las condiciones actuales sobre todo por las dificultades para moverse los de a pie a los centros de trabajo, es una buena opción para minimizar el movimiento de personas siempre y cuando se controlen los resultados de las funciones laborales de manera efectiva.

  • el 6 noviembre, 2019 a las 8:52 am
    Enlace permanente

    Es una excelente opción que podría posibilitar al país y a las instituciones culturales y educativas, evitar el éxodo hacia sectores mejores pagados de técnicos y profesionales capacitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

open


Puede cerrar esta ventana arriba a la izquierda.
……………………………………………………

Ordenamiento Monetario

Resolucion del MTSS sobre salarios R-29 DEL 2020

Resolucion del Mes-Salarios. R-36 DEL 2020
……………………………………………………


Plan de Trabajo del Mes 

Ver las Actividades y/o descargar

ALTERNATIVA: http://intranet.umcc.cu/gestion

……………………………………………………

Gestor de VIDEOCONFERENCIAS
(En fase de prueba-Beta1)

Impactos: 695

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com