El virus del Zika

El virus del Zika, que se transmite por la picadura de mosquitos Aedes infectados, suele generar fiebre leve, sarpullidos, conjuntivitis y dolores musculares. Desde 2014 y hasta la primera semana de enero de 2016, 14 países y territorios de las Américas han reportado casos.
La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) está trabajando con los países de la región para prevenir, detectar y responder a este virus.
En la actualidad se está estudiando cuál es el efecto que este virus podría tener sobre las embarazadas y los recién nacidos.
El 28 de noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia –cuando la circunferencia craneana de los recién nacidos es menor que lo normal- y la infección por zika.
Las autoridades de salud, con el apoyo de la OPS/OMS y de otras agencias, están realizando varias investigaciones que esperan esclarecer la causa, los factores de riesgo, y las consecuencias de la microcefalia.
Para más información, visite: www.paho.org/viruszika
enero 12/ 2016 (OPS/OMS)
¿Qué es el virus del Zika?
La infección por el virus de Zika es causada por la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y suele generar fiebre leve, sarpullidos, conjuntivitis y dolores musculares.
El virus fue aislado por primera vez en 1947 en el bosque de Zika, en Uganda (África). Desde entonces, se ha encontrado principalmente en África y ha generado brotes pequeños y esporádicos también en Asia. En 2007 una gran epidemia fue descrita en la Isla de Yap (Micronesia), donde cerca del 75% de la población resultó infectada.
El 3 de marzo de 2014, Chile notificó a la OPS/OMS la confirmación de un caso de transmisión autóctona de fiebre por virus del Zika en la isla de Pascua. La presencia del virus se detectó hasta junio de ese año en esa área.
En mayo de 2015, las autoridades de salud pública de Brasil confirmaron la transmisión de virus del Zika en el nordeste del país. Desde octubre de 2015 hasta la fecha, otros países y territorios de las Américas han reportando la presencia del virus. Ver lista actualizada en: www.paho.org/viruszika.
¿Cuáles son sus síntomas?
Los síntomas más comunes del zika son fiebre leve y exantema (erupción en la piel o sarpullido). Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, con un malestar general que comienza entre 2 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado.
Una de cada cuatro personas infectadas desarrolla los síntomas de la enfermedad y en quienes los desarrollan, la enfermedad es usualmente leve y puede durar de entre 2 y 7 días. Los síntomas son similares a los del dengue o del chikungunya, que también son transmitidas por el mismo tipo de mosquito. Las complicaciones (neurológicas, autoinmunes) son poco frecuentes, pero se han descrito en los brotes de la Polinesia y más recientemente en Brasil. La diseminación del virus en el continente de las Américas permitirá caracterizar mejor esta enfermedad, al tener más experiencia sobre sus síntomas y complicaciones.
¿Cómo se transmite el zika?
El zika se transmite a las personas por la picadura de mosquitos del género Aedes infectados. Se trata del mismo mosquito que transmite el dengue y la chikungunya.
¿Se puede transmitir por sangre o contacto sexual?
En general, el virus necesita un vector (un medio de transporte), que es el mosquito, para infectar a las personas. Sin embargo, se ha aislado el virus en el semen y se ha documentado la transmisión de persona a persona por vía sexual. El impacto de este tipo de transmisión en salud pública aún no ha sido evaluado y, de acuerdo a la evidencia disponible, se trataría de un mecanismo poco frecuente de propagación de la enfermedad.
El zika podría transmitirse por vía sanguínea, pero es un mecanismo de transmisión infrecuente. En ese sentido, se deben seguir las recomendaciones habituales para para realizar transfusiones seguras (con donantes voluntarios sanos, por ejemplo).
¿Se puede transmitir de madre a hijo?
La información respecto a la transmisión de la madre al bebé durante el embarazo o al momento del parto, es muy limitada. La transmisión perinatal ha sido reportada con otros virus transmitidos por vectores, como el dengue y el chikungunya. En estos momentos se están realizando estudios sobre la posible transmisión de la madre al bebé del virus y sus posibles efectos sobre el bebé.
¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento consiste en aliviar el dolor y la fiebre o cualquier otro síntoma que cause molestias al paciente. Para evitar la deshidratación producto de la fiebre, se recomienda controlarla, guardar reposo y tomar abundante agua. No hay una vacuna o medicamento específico contra este virus.
¿Puede provocar la muerte?
Se trata de un virus nuevo para la región, que hasta el momento había tenido una distribución geográfica y demográfica muy limitada, sin evidencia de letalidad. Sin embargo, se han notificado casos esporádicos de pacientes con enfermedades o condiciones preexistentes, en los que las manifestaciones y complicaciones podrían ser más graves, ocasionando el fallecimiento.
¿Quiénes están en riesgo de contraer zika?
Todas las personas que no han tenido exposición previa al virus que viven en zonas donde el mosquito está presente y se han registrado casos importados o locales, son susceptibles a ser infectadas. Como la especie de mosquitos Aedes se encuentra dispersa en toda la región (con excepción de Chile continental y Canadá), es probable que los brotes se extiendan a otros países donde actualmente no se registran casos.
¿Cómo se puede diagnosticar el zika?
En la mayoría de las personas, el diagnóstico se basa en los síntomas clínicos y las circunstancias epidemiológicas (brote de zika en el lugar donde vive, viajes a zonas donde circula el virus).
Hay pruebas de sangre que pueden contribuir a confirmar el diagnóstico. Algunas son útiles en los primeros 3 a 5 días desde el inicio de los síntomas (PCR-virológicas), y hay otras pruebas que detectan la presencia de anticuerpos pero que son útiles sólo después de 5 días (serológicas).
Una vez que se ha demostrado la presencia del virus en una zona o territorio, no es necesaria la confirmación en todos los pacientes, y el uso de los ensayos de laboratorio será ajustado a la vigilancia virológica rutinaria de la enfermedad.
¿Cuál es la diferencia entre el zika, el dengue y el chikungunya?
Todas estas enfermedades presentan síntomas similares, pero algunos permiten sospechar que se trata de una u otra:
El dengue presenta fiebre habitualmente más alta, así como dolores musculares más fuertes. Puede complicarse cuando cae la fiebre y se debe prestar atención a los signos de alarma como el sangrado.
El chikungunya, además de una fiebre más alta, el dolor de las articulaciones es más intenso y afecta manos, pies, rodillas, espalda y puede llegar a incapacitar (doblar) a las personas para caminar y realizar acciones tan sencillas como abrir una botella de agua.
El zika no presenta rasgos particularmente característicos, pero en la mayoría de los pacientes se observan erupciones en la piel y en algunos de ellos conjuntivitis.
¿Existe una relación entre síndrome de Guillain-Barré y el zika?
En las áreas donde se ha documentado una epidemia el zika (como en la Polinesia Francesa y en Brasil), se ha observado un aumento de personas con síndrome de Guillain-Barre (SGB).
Sin embargo, aún no se ha establecido una relación causal directa entre la infección por virus del Zika y SGB. Existen otros factores, como la infección previa por dengue o factores genéticos que podrían contribuir o influir sobre el aumento de casos del SGB. En estos momentos, se están realizando varios estudios para establecer mejor la relación entre el zika y el SGB.
El síndrome de Guillain-Barré se produce cuando el sistema inmune de una persona se ataca a sí mismo, afectando en particular las células del sistema nervioso. Este proceso puede ser iniciado por la infección de diversos virus o bacterias. Los principales síntomas incluyen debilidad muscular, cosquilleo/hormigueo (parestesias) en los brazos y piernas, y puede llevar a complicaciones graves si afecta a los músculos respiratorios. Los pacientes más graves necesitan atención en unidades de terapia intensiva.
CIRCULACIÓN DEL ZIKA : Países y territorios con transmisión autóctona reportada. Semana Epidemiológica (SE) 17 de 2015 a SE 1 de 2016
-Brasil
-Colombia
-El Salvador
-Guatemala
-Guyana Francesa -Honduras
-Martinica
-México
-Panamá – Puerto Rico
-Paraguay
-Surinam
-Venezuela
¿Por qué la transmisión en un territorio puede ser rápida?
Hay dos factores para una transmisión rápida que se ha documentado también en otros países: 1) Se trata de un nuevo virus para las Américas y toda la población es susceptible de adquirir el virus de Zika porque no ha sido expuesta previamente y 2) Porque el mosquito Aedes está ampliamente distribuido en el lugar por las condiciones de clima, temperatura y humedad de los países tropicales.
¿Se puede viajar a un país donde está circulando el zika?
La OPS/OMS no recomienda ninguna restricción a viajes o al comercio internacional relacionada con brotes de zika. Se recomienda a los viajeros que tomen las precauciones indicadas para prevenir las picaduras de mosquitos.
¿Cuántos casos de zika se reportaron en la región de las Américas?
Los países comienzan a reportar cuando detectan la circulación del virus en sus territorios. Sin embargo, el recuento de casos es difícil porque los síntomas de la enfermedad suelen ser leves, y no todos los afectados acuden a los servicios de salud. Lo importante es la detección de la circulación del virus, para fortalecer la respuesta de los servicios de salud e intensificar la vigilancia de casos graves o complicaciones.
¿Qué medidas se deben tomar para prevenir la infección por el virus del Zika?
La prevención consiste en reducir las poblaciones de mosquitos y evitar las picaduras, que suelen ocurrir principalmente durante el día. Con la eliminación y el control de los criaderos del mosquito Aedes Aegypti, disminuyen las posibilidades de que se transmita el zika, el chikungunya y el dengue. Se requiere de una respuesta integral que involucre a varias áreas de acción, desde la salud, hasta la educación y el medio ambiente.
Para eliminar y controlar al mosquito se recomienda:
-Evitar conservar el agua en los recipientes en el exterior (macetas, botellas, envases que puedan acumular agua) para evitar que se conviertan en criaderos de mosquitos.
-Tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico para que no entre el mosquito.
-Evitar acumular basura, y tirarla en bolsas plásticas cerradas y mantener en recipientes cerrados.
-Destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada.
-Utilizar mallas/mosquiteros en ventanas y puertas también contribuye a disminuir el contacto del mosquito con las personas.
Para evitar la picadura del mosquito se recomienda tanto a personas que habitan en zonas donde hay casos como a los viajeros y especialmente a embarazadas:
-Cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros
-Usar repelentes recomendados por las autoridades de salud y aplicar como indica las etiquetas
-Dormir en lugares que estén protegidos con mosquiteros.
Si presenta síntomas de zika, dengue o chikungunya, acuda a un centro de salud.
¿Cuál es la respuesta de la OPS/OMS en las Américas?
La OPS/OMS está trabajando activamente con los países de las Américas para que puedan desarrollar o mantener la capacidad para detectar y confirmar casos de zika, para que sepan cómo atender a las personas afectadas de esta enfermedad y para que puedan implementar estrategias efectivas para reducir la presencia del mosquito y minimizar la posibilidad de un brote. El apoyo se manifiesta:
– En fortalecer la capacidad de los laboratorios, para que puedan detectar el virus de manera oportuna (en colaboración con otros centros colaboradores y socios estratégicos).
-En asesorar en comunicación de riesgo, para dar respuesta a la introducción del virus en el país.
-En el control del vector, es decir en cómo trabajar junto con la población activamente para eliminar a las poblaciones de mosquitos
-En elaborar recomendaciones para la atención clínica y el seguimiento de las personas con zika, con colaboración de asociaciones profesionales y expertos de los países.
-En monitorear la expansión geográfica del virus, y la aparición de complicaciones y casos graves a través de la vigilancia de eventos y de la notificación de los países a través del canal del Reglamento Sanitario Internacional
-Se están apoyando iniciativas de los ministerios de salud para conocer más las características del virus, su impacto en salud y las posibles consecuencias de su infección.
enero 06/ 2016 (OPS/OMS)
Sobre el zika y el embarazo
¿Cómo afecta el virus del Zika a las embarazadas y a los fetos?
Las embarazadas tienen el mismo riesgo que el resto de la población de infectarse con el virus del Zika, que es transmitido por la picadura de un mosquito Aedes infectado. Muchas de ellas pueden no enterarse que tienen el virus, porque no desarrollarán los síntomas. Sólo una de cada cuatro personas desarrolla los síntomas de la infección por el zika, y entre quienes sí son afectados, la enfermedad es usualmente leve.
Los síntomas más comunes son fiebre leve y exantema (erupción en la piel o sarpullido). Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, o un malestar general que comienza entre 2 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado.
Se está investigando cuál es el efecto que este virus podría tener sobre los fetos. El 28 de noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia en el nordeste del país y la infección por zika. De acuerdo al análisis preliminar de la investigación realizada por las autoridades de Brasil, probablemente el mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones está asociado con la infección en el primer trimestre del embarazo. Las autoridades de salud, con el apoyo de OPS y de otras agencias, están realizando varias investigaciones que esperan esclarecer la causa, los factores de riesgo, y las consecuencias de la microcefalia.
¿Hay un tratamiento para el zika?
No hay vacuna ni tratamiento específico para la infección por zika. Por esa razón, el tratamiento para todas las personas se dirige al alivio de los síntomas, incluidas las embarazadas que deben seguir las recomendaciones de su médico.
La OPS/OMS recomienda a las mujeres gestantes y a aquellas que están planificando su embarazo que acudan a las consultas prenatales para recibir información y controlar su embarazo.
¿Qué recomienda la OPS a las embarazadas que están en zonas donde circula el zika?
Todas las personas, incluyendo las embarazadas y mujeres en edad reproductiva, deben evitar la exposición a picaduras de mosquito, por ejemplo usando ropas que cubran la piel (mangas largas), usando mosquiteros medicados, y utilizando los repelentes indicados por las autoridades de salud y de la manera que señala la etiqueta. En cada casa y en sus alrededores es muy importante buscar posibles focos de criaderos de mosquitos y eliminarlos.
¿Pueden las embarazadas viajar a una zona donde circula el zika?
Antes de viajar, la embarazada debe consultar a su médico para solicitar asesoramiento sobre la conducta a seguir. Lo principal es evitar la picadura de mosquitos para prevenir la infección por zika, dengue o chikungunya. En ese sentido, las embarazadas y las mujeres en edad reproductiva deben seguir las mismas recomendaciones para todos los viajeros:
– Cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros;
-Usar repelentes recomendados por las autoridades de salud y de la manera que lo indica la etiqueta;
-Si duerme durante el día, procurar protegerse con mosquiteros;
-Buscar posibles focos de criaderos de mosquitos y eliminarlos.
Las embarazadas que viajen a áreas donde circula el zika deben mencionarlo durante sus controles prenatales.
¿Qué recomienda la OPS a mujeres en edad sexual reproductiva con respecto a futuros embarazos en zonas donde circula el virus?
La OPS/OMS recomienda que tomen las medidas preventivas necesarias para evitar la picadura de mosquitos, los cuales pueden transmitir otras enfermedades, además de zika, como por ejemplo el dengue y el chikungunya.
¿La madre puede transmitir el zika a su bebé durante el embarazo o el parto?
La información respecto a la transmisión de la madre al bebé durante el embarazo o al momento del parto, es muy limitada. La transmisión perinatal ha sido reportada con otros virus transmitidos por vectores, como el dengue y el chikungunya. En estos momentos se están realizando estudios sobre la posible transmisión de la madre al bebé del virus y sus posibles efectos sobre el bebé. Los servicios de atención médica deben hacer seguimiento a las mujeres embarazadas en general, y en particular a las que presenten síntomas de infección por zika.
¿El zika puede producir malformaciones congénitas, como la microcefalia?
En algunos estados de Brasil donde estaba circulando el zika desde hacía unos meses, se ha notificado un aumento muy superior a lo registrado en años anteriores de casos de recién nacidos con microcefalia. De acuerdo al análisis preliminar de la investigación realizada por las autoridades de Brasil, probablemente el riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones se asociaría con la infección en el primer trimestre del embarazo. Las autoridades de salud, con el apoyo de OPS y de otras agencias, están realizando varias investigaciones que esperan esclarecer la causa, los factores de riesgo, y las consecuencias de la microcefalia.
La OPS/OMS recomienda a los países que sigan promoviendo el acceso de las embarazadas al control prenatal. Se recomienda a las mujeres gestantes y en edad reproductiva que eviten la exposición a picaduras de mosquito.
¿Qué es la microcefalia congénita?
La microcefalia es una afección muy poco frecuente, cuyas causas pueden ser genéticas o ambientales (tóxicas, radiaciones o infecciosas). Se define como una condición al nacer en la que la circunferencia craneana o perímetro cefálico es menor que lo esperado para la edad al nacer y el sexo.
La microcefalia congénita puede presentarse como una condición aislada o asociada a otras condiciones de gravedad variable, que pueden ir desde convulsiones, dificultades para alimentarse, efectos sobre el desarrollo del niño, hasta el riesgo de vida del recién nacido.
Es muy difícil conocer las consecuencias de la microcefalia en el momento del nacimiento, por lo cual requiere un seguimiento y valoración de los recién nacidos, con controles y evaluaciones posteriores. No existe un tratamiento específico para la microcefalia. Se centra en el seguimiento, promoción y maximización de las capacidades de los niños.
¿Cómo se confirma si un bebé tiene microcefalia?
La medición más confiable para valorar si un bebé tiene microcefalia se puede hacer en el nacimiento y con mayor precisión a las 24 horas de nacido. En caso de realizarse el diagnóstico de microcefalia, un equipo multidisciplinario de salud debe iniciar un proceso de seguimiento y control del niño.
Las embarazadas deben asistir regularmente al control prenatal y el profesional de la salud recomendará los estudios que sean necesarios en cada etapa del embarazo.
¿Qué está haciendo la OPS para determinar la relación entre estas enfermedades y el zika?
La OPS está apoyando al Ministerio de Salud de Brasil en el monitoreo y respuesta al brote de microcefalia. Hay varias investigaciones en curso comisionadas por el Ministerio de Salud, que esperan esclarecer la causa, los factores de riesgo, y las consecuencias de la microcefalia. Se están estudiando todas las hipótesis, incluyendo las vinculadas a tóxicos, medicamentos, factores genéticos y otros agentes infecciones. Hasta el momento la más plausible es la asociación con el zika, entre otros factores, por la asociación en el tiempo y el espacio de los brotes de zika y microcefalia.
La OPS también está realizando también una comunicación oportuna a todos los países de la región, así como promoviendo los mensajes de prevención y control de enfermedades transmitidas por vectores, con énfasis en las medidas de protección personal que han de tomar las embarazadas.
enfermedades transmitidas por vectores, con énfasis en las medidas de protección personal que han de tomar las embarazadas.

1

“Una nueva amenaza global para el 2016”. Así es como la revista médica The Lancet ha definido el virus del zika. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha notificado que, en los últimos dos meses y medio, “la transmisión del virus se ha detectado en 14 nuevos países y territorios” de América. El último caso, un bebé recién nacido e infectado en Hawai, Estados Unidos, donde han saltado todas las alarmas.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de esa nación ha emitido un alerta de viaje de nivel dos (sobre tres) para 14 países latinoamericanos con casos de contagio de zika, recomendando a mujeres embarazadas o que planeen estarlo que no viajen a los mismos, porque se sospecha que el zika es el culpable del aumento de casos de microcefalia registrados entre recién nacidos

Si se tratase de la alerta 3 la recomendación sería para toda la población, aunque de momento ésta afecta solo al sector más vulnerable al virus.

En caso de tener que viajar, “es conveniente extremar las precauciones contra los mosquitos que transmiten el virus”, informa Antoni Trilla, epidemiólogo del hospital Clínic.

Descubierto en 1947 en la selva Zika de Uganda, el virus nunca se había visto como un problema importante. Únicamente se habían registrado casos esporádicos en África y el Sudeste Asiático y la infección no parecía grave. Los síntomas, para la gran mayoría de afectados, no duran más de una semana y ­suelen limitarse a una erupción cutánea, fiebre moderada, conjuntivitis y dolor en músculos y articulaciones.

2

últimos años han obligado a revisar al alza los riesgos del zika. Por un lado, en el 2007 se registró por primera vez un brote de zika en la isla de Yap, en Micronesia, y desde allí el virus se extendió a otras islas del Pacífico hasta llegar a América; ya no se trata de casos aislados, sino de una epidemia en toda regla. Por otro lado, se ha visto que una minoría de afectados sufren problemas de salud graves tras pasar el zika.

El primer problema grave que se ha identificado es el síndrome de Guillain-Barré, en que el sistema inmunitario ataca por error células del sistema nervioso. Aunque por ahora no se ha demostrado que el zika cause el síndrome, se ha registrado un fuerte aumento de casos de Guillain-Barré en regiones a las que acaba de llegar el virus.

Se ha registrado también un notable aumento de casos de microcefalia entre recién nacidos de estas regiones. Los bebés con microcefalia nacen con la cabeza más pequeña de lo normal por un desarrollo deficiente del cerebro. En Brasil se han registrado 3.530 casos de microcefalia en los últimos tres meses, cuando lo habitual era una media de 163 casos al año.

Al igual que con el síndrome de Guillain-Barré, no se ha demostrado una relación de causa-efecto entre el zika y la microcefalia. Pero los indicios son lo bastante fuertes para que el Gobierno de EE.UU. haya desaconsejado a mujeres embarazadas que viajen a países con transmisión activa del virus.

En Brasil, el ministro de Turismo, Henrique Alves, ha declarado que confía en que la epidemia remitirá hasta el punto de no afectar a los Juegos de Río, informó ayer The New York Times.

“Hay otras enfermedades infecciosas más preocupantes”, declaró ayer Antoni Trilla. “Pero cualquier acontecimiento en que hay un gran movimiento de población, como unos Juegos Olímpicos, crea condiciones propicias para que una epidemia se extienda”.

En caso de viajar a una zona afectada por el zika, Trilla recomienda medidas de sentido común como usar repelentes de mosquitos. Y, si una mujer está embarazada, “le diría que posponga el viaje hasta después del embarazo si es posible”.

3

PREGUNTAS Y RESPUESTAS FRECUENTES SOBRE EL ZIKA:

¿Qué es Zika?

Es un virus que se transmite por la picadura de un mosquito denominado zika, también conocido como Zikav o Zikv, y que produce infección. Pertenece a la especie Aedes aegyti, el mismo que propaga otros tres virus: el del Nilo occidental; chikungunya; y el dengue.

¿Cómo se contagia?

La vía principal de propagación es la picadura del mosquito, pero hay casos muy poco frecuentes de contagio por vía sexual y sanguínea.

¿A qué países ha afectado?

Aunque descubierta en Uganda en 1947 primero en un mono y después en 1952 en humanos, es Brasil, el país que dio la voz de alerta en mayo de 2015 al descubrir casos procedentes de Bahía y Río Grande, y de mujeres infectadas que han sufrido abortos o han dado a luz a bebés con microcefalia.

El gobierno brasileño habla de 4.000 casos en 2015 (frente a solo 200 en 2014), y de dos recién nacidos infectados con el virus y en las placentas de dos madres que sufrieron abortos.

Desde Brasil se ha propagado a Colombia, El Salvador, la Guayana Francesa, Martinica, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Puerto Rico.

Las autoridades de Guyana acaban de confirmar la presencia de Zika en su territorio. Con este anuncio, ya son 15 los países sudamericanos afectados por este virus, y ahora también a EEUU, donde el primer caso de un adulto se dio en Texas y el primer bebé en Hawai. En España no se tienen constancia de ningún caso, ni en adultos ni en bebés.

5

¿En qué zonas puede reproducirse el mosquito?

Se reproduce en zonas húmedas y se ha adaptado a vivir cerca de los seres humanos: se detectan especialmente en piscinas pequeñas y zonas con agua, como una maceta o en charcos.

¿Cuáles son los síntomas?

La incubación desde el momento de la picadura puede tardar entre 3 y 12 días. Tras este periodo, solo una de cada cuatro personas tiene síntomas, y suelen manifestarse con fiebre leve, dolores musculares y de articulaciones, dolor de cabeza, erupciones, debilidad y edemas en miembros inferiores. Estos síntomas suelen tener una duración de 4 a 7 días.

¿Qué tratamiento tiene?

No hay tratamiento específico ni vacuna preventiva. Las indicaciones sanitarias están enfocadas en el uso paliativo de medicamentos según los síntomas: paracetamol para los dolores de articulaciones y fiebre, y los antihistamínicos para las erupciones en la piel.

Los esfuerzos están enfocados, en estos momentos, en conseguir una vacuna, mejorar los diagnósticos y realizar campañas de prevención e información.

¿Qué consecuencias tiene la enfermedad?

Los adultos se recuperan y los casos de hospitalizaciones son bajas. La alarma se centra en las madres embarazadas y sus fetos, ya que se han dado casos de recién nacidos con microcefalia cuyas madres estaban infectadas. La microcefalia presenta un cuadro de bebés con cerebros pequeños y cabecitas deformadas.

¿Cómo afecta a un bebé la microcefalia?

Los recién nacidos que sufren de esta deformación o tamaño pequeño de cerebro presentan defectos neurológicos y convulsiones, así como un desarrollo intelectual deteriorado.

 

Impactos: 688

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com